Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Foro general ciencia, medicina, nutrición, salud pública, política

Moderador: Fisio

Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 11:58

Abro hilo hippi :D

No soy una experta en el tema para nada, pero lo considero interesante.

Hace unos años conocí un hombre que se las apañaba para vivir sin dinero desde hacía años, por ejemplo se quedaba un mes a casa de alguien y a cambio le pintaba la casa, eso si, no tenia familia ni animales que mantener.

Voy a colgar algunos enlaces relacionados con el tema :)

Empiezo con Ecoaldeas

Red de ecoaldeas en España:
Son pueblos abandonados que los ocupan gente que colaboran entre ellos para abastecerse de alimentos y de servicios, sin el uso del dinero:
https://www.facebook.com/ecopueblo?ref=profile
https://www.facebook.com/RedIbericaDeEc ... ef=profile

Grupos de facebook:
https://www.facebook.com/groups/ecoalde ... a/?fref=ts
https://www.facebook.com/groups/4483138 ... 4/?fref=ts
https://www.facebook.com/groups/266226863758/?fref=ts (proyecto EcoVegano, llevan un par de años con esto)

Pueblos abandonados:
http://ghost-towns.weebly.com/

Ecoaldeas vegetarianas:
https://ecoaldeavegetariana.wordpress.com/ (Portugal)

Post sobre ecoaldeas veganas con información complementaria:
http://www.respuestasveganas.org/2007/0 ... _4537.html

Mala noticia: muchas ecoaldeas fracasan por no trabajar las relaciones humanas
http://blog.rtve.es/escarabajoverde/201 ... manas.html
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco)

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 12:02

Entrevista a Daniel Suelo, el hombre que vive sin dinero desde el año 2000
Llevar un estilo de vida simple abarca un número de diferentes prácticas voluntarias para modificar el estilo de vida. Éstas pueden incluir la reducción de las posesiones de uno o el aumento de la autosuficiencia, por ejemplo. Generalmente se hace referencia a este tipo de vida como “minimalismo”.

La vida simple se relaciona más a individuos que están satisfechos con lo que tienen más que a las personas que viven en la miseria. A pesar de que el ascetismo generalmente promueve una vida simple y la abstención al lujo y la indulgencia, no todos los defensores de la vida simple son ascetas. El estilo de vida simple es distinto a vivir en la pobreza forzada, ya que es un estilo de vida voluntario.

Daniel James Shellabarger, conocido también como simplemente “Suelo”, es un adherente a la vida simple que dejó de usar dinero en el otoño del 2000. Nació en Arvada, Colorado y en la actualidad vive en una cueva cerca de Moab, Utah, esto es cuando no está vagando el país.

Suelo no paga impuestos ni acepta ayuda del gobierno. Vive en cuevas en los canyonlands de Utah alimentándose de la naturaleza y de la comida descartada de restaurants. Él ya ni siquiera lleva documentos. Sin embargo, se las arregla para suplir con creces no sólo las necesidades humanas básicas de refugio, alimento y calor, sino que logra cumplir además, a un grado increíble, los deseos universales de compañerismo, de compromiso espiritual y de propósito de vida.

Su vida despierta preguntas sobre el paradigma al que estamos acostumbrados. Provoca fascinación creer que alguien puede vivir sin la necesidad de estar inmerso en un sistema capitalista, sin necesidad de posesiones materiales y con la firme convicción de que la providencia y el amor otorgarán lo que se necesita para vivir, y vivir plenamente. Una vida así puede llevar a replantear decisiones que día a día tomamos, por costumbre o no, sobre cómo vivir y cómo vivir mejor.

Hace unos años una editorial se acercó a Suelo para preguntarle si quería publicar un libro autobiográfico. El accedió con la condición de que el libro no se comercializara, sino que tan solo se repartiera a la gente. Obviamente, la editorial no aceptó el trato. Sin embargo, hace poco logró lo que él quería. Publicar un libro y distribuirlo gratuitamente. “El hombre que renunció al dinero” , escrito por un amigo de James, Mark Sundeen, es un relato de cómo un hombre aprendió a vivir sin ganar, recibir o gastar un solo centavo. Con cordura y felizmente.


Original: http://www.becomingminimalist.com/the-m ... iel-suelo/

Traducción: http://www.labioguia.com/el-hombre-que- ... o-centavo/

Imagen
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco)

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 12:08

Pavlik Elf, ingeniero de telecomunicaciones y hacker, vive sin pasaporte y sin dinero desde hace cuatro años

Pavlik Elf vive sin dinero y sin pasaporte. No acepta que el mundo esté dividido por rayas y que esas líneas dicten el movimiento de una persona. Tampoco le interesa un sistema económico en el que un individuo se puede hacer de oro vendiendo un humo más invisible que el de un cigarrillo.

Elf renunció a su pasaporte hace cuatro años y, desde entonces, ha vivido en distintos lugares de la zona Schengen y en la inmensidad de internet. En granjas, en mitad del campo, y en grandes ciudades. El documento es imprescindible para salir a otras áreas del mundo, pero no le importa moverse únicamente por estos 26 países de Europa. “Me siento liberado. Tener un pasaporte supone aceptar una serie de normas. No tenerlo me limita a viajar a ciertos lugares pero es mi decisión libre. No quiero contribuir a este sistema y, si fuéramos más, crearíamos una alternativa”, indica.

Este experto en tecnología, denominado stateless (sin estado) y moneyless (sin dinero), se encuentra en París. Llegó a la ciudad para trabajar como voluntario en el festival de la economía de la colaboración Ouishare Fest. Ese marco proporciona su alojamiento y su comida. Hoy es esto. Mañana surgirá otro proyecto u otro plan donde no habrá euros.

Pavlik Elf, de 30 años, vivía en San Francisco. Trabajaba en una empresa tecnológica y sentía que con su trabajo “no hacía nada bueno para nadie”. La única finalidad de su empleo era conseguir un salario, y eso —pensaba— “no era saludable”. Fue entonces cuando surgió la idea de desprenderse del dinero. Fue hace cinco años. Estuvo tres meses viviendo sin un dólar y le gustó la experiencia. Volvió a reunir dinero para viajar a Europa y una vez aquí decidió renunciar a la moneda oficial de manera definitiva y apartarse de un sistema capitalista insaciable. La recompensa que busca ahora, según dice, es otra: “Quiero estar seguro de que mi trabajo tiene beneficios para otras personas”.

- Necesitaba explorar mi libertad - cuenta Elf - . Escribí mis principios en una web. Expliqué que no quería participar en el sistema de pasaportes y que no reconocía a ninguna autoridad. No me siento de ningún estado. Yo soy ciudadano del planeta Tierra.

La negación empieza por el propio lenguaje. “No utilizo nombres de países. Es algo que no existe en el mundo físico. Es una construcción mental. Un pájaro, cuando vuela sobre una zona, ve ríos, árboles, montañas… No ve estados. Yo lo siento igual”, indica.

—Y tú, ¿de dónde eres, Elf?
—Del sur del mar Báltico. De una población en la costa donde puedes ver pájaros durante todo el año. Te puedo hablar de mi lugar de nacimiento por su naturaleza. Es más relevante y es lo que lo distingue de otros sitios. La gente de allí habla polaco pero eso no determina su nacionalidad. No tienes que llamar a una región por el nombre de un país. Puedes describirla como quieras. Tú, para mí, eres de la península ibérica.

Elf se siente atrapado en un sistema oficial de países y también en un nombre y apellido impuestos al nacer.
—Mi nombre es Pavlik Elf (elfo). Decidí llamarme así porque estos personajes me recuerdan a la naturaleza y a la navidad. Es una época de regalar y me gusta la motivación del regalo: hacer feliz a alguien. Es una forma bonita de entender la vida. Aceptar todo como si fuera un regalo. Los elfos, además, viven en la naturaleza y a mí me gusta verme como una parte más de ella.

Las razones de Elf son, incluso, poéticas. Pero la policía no es tan lírica.
—¿Explicarías eso mismo en una comisaría?
—En estos cuatro años, la policía me ha pedido la documentación dos veces. Me preguntaron por qué no tenía papeles y me pidieron que rellenara unos formularios. Les dije que muchas de mis contestaciones no les iba a gustar. Mi nombre, por ejemplo. Me llamo Elfo porque yo lo decidí así y no sería honesto firmar un documento con otro nombre. En la casilla de nacionalidad escribiría ‘Sur del mar Báltico’ y eso tampoco les haría mucha gracia.

—¿Cómo reaccionan cuando ven esos datos en el formulario?
—Siempre dejan que me marche de comisaría porque no hago nada malo. Me llevan allí por no tener documentación. Nada más. No hago daño a nadie, soy amable con ellos, intento apelar a su lado humano y traspasar la coraza profesional. ¿Qué ganan teniéndome ahí? ¿Qué ganan haciéndome daño? Al final, todos somos humanos.

En el metro no compra billetes y, en su lugar, muestra una tarjeta en la que escribió: “Hola, vivo estrictamente sin dinero desde hace tres años. Viajo sin tique. Me llamo Pavlik Elf y apoyo la creación de Solidarityeconomy.net”. El aviso, escrito con su letra en un folio blanco, casi siempre funciona. La excepción acaba en una conversación con unos vigilantes de seguridad que pocas veces escucharán una historia similar.

“Toda la naturaleza funciona sin dinero. Hay formas de vivir y de organizarse sin monedas”, indica Elf. “No quiero que las decisiones de mi vida dependan del dinero”. Este hombre del sur del Báltico considera que “el dinero es una forma muy primitiva de condicionar las relaciones humanas”. Elf entiende las leyes de dar y recibir de un modo radicalmente distinto a cualquier sistema económico tradicional. “Prefiero que alguien me dé una manzana porque aprecia mi talento o porque le apetece en lugar de hacerlo a cambio de unas monedas”, especifica con su perpetua sonrisa.

El ingeniero especializado en tecnologías de la información asegura que esta forma de entender la economía tiene un impacto muy positivo. La pobreza no es, para Elf, falta de dinero. Es la ausencia de una red de personas alrededor.

La decisión de vivir sin dinero no tiene nada que ver con la extravagancia. Tiene un respaldo filosófico que pocas personas en este planeta podrían soltar con la elocuencia que hace Elf.
—A las mayorías les asusta la diferencia. ¿Te han llamado alguna vez ‘raro’ o ‘loco’?
—No. Me muevo con gente que entiende lo que hago y que tiene planteamientos de vida similares.
El hacker se atrevió a hacer algo absolutamente insólito. Algo que atraparía en un ataque de pánico a la mayor parte del mundo occidental. Paró su vida de ingeniero en San Francisco y la observó como el que disecciona un cadáver. Pensó que no le gustaba el sistema capitalista y que renunciaba a él para investigar otras formas de organización.
“Me interesa más el acceso que la propiedad”, indica.
—Entonces, en vez de dinero, ¿utilizas el trueque?
—No. Me parece más interesante compartir que intercambiar. Las relaciones entre personas deben llevar a un beneficio mutuo. Intento apoyar al común, al procomún, a la comunidad en general. No hago las cosas para obtener algo a cambio. Entiendo el trabajo y las relaciones humanas como si se tratara de la vida familiar. En una familia no se hacen intercambios. Todos colaboran por el bien de todos. Todo lo que haces es por la comunidad.

Elf llama a esta forma de organización económica consumo colaborativo, economía de la solidaridad o polieconomía. Y no es el único que vive así. Hay, al menos, una decena más y sus webs de contacto están recogidas en la plataforma Moneyless.info. El hacker organizó esta comunidad online para personas que han renunciado al dinero y también creó Hackers4peace (una comunidad de hackers que trabajan en código abierto “por el beneficio de la humanidad”), y Polyeconomy (una web que habla de sistemas alternativos al capitalismo). Además, Elf colabora en proyectos como OuiShare (economía colaborativa), DSpace (una herramienta de código abierto para crear almacenes virtuales de información), Permabank (un servicio que permite a sus miembros vender y prestar productos y servicios) y unMonastery (un espacio social y laboral en el que sus miembros trabajan, de forma conjunta, con los habitantes de una pequeña localidad para mejorar su hábitat. Los miembros de esta comunidad son remunerados por los proyectos desarrollados para esa población).

Lo que más interesa a Elf es investigar sobre “nuevas formas de identidad”. No cree en una desigualdad entre personas basada en la etiqueta de español, chino o peruano. Es más justo, a su entender, un “sistema de reputación” en el que un individuo vale en función de lo que contribuya a la comunidad.

—No uso pasaporte y por eso investigo modos más modernos de construir la identidad de una persona. Estoy trabajando en sistemas de reputación en los que los demás pueden ver lo que contribuyes al procomún. Todos ven lo que hace cada uno y si a alguien le gusta lo que haces, puede ofrecerte ayuda extra o regalarte algo. Es la economía de la reputación.

Elf desarrolla tecnologías distribuidas. Esas al que el tecnólogo atribuye una filosofía contraria a la centralización del poder en unas solas manos y que intentan favorecer los principios de compartir, descentralizar, acceso libre y mejora constante por la comunidad.

—Debería haber entonces varios sistemas de reputación para que cada persona decida en cuál confía. Uno solo nos llevaría de nuevo a la centralización.
—Sí. Tiene que haber varias opciones para mostrar el klout (influencia de un individuo en la red). Trabajo en tecnologías en las que tú tienes todo el control de centralizar tu propia información.

El báltico pretende que su experimento ascienda un escalón más. “Voy a publicar en mi web qué consumo y en qué contribuyo. Los usuarios podrán decirme qué opinan y les pediré sugerencias para ver en qué más puedo colaborar. Quiero involucrar a otras personas en mi toma de decisiones. Lo haré para ser más transparente”.


Imagen
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco)

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 12:15

Baterías Tesla para generar electricidad en los hogares

Parece que estaba previsto que llegasen este verano a España pero el gobierno está poniendo trabas
http://www.abc.es/sociedad/20150502/abc ... 12017.html
http://www.autobild.es/noticias/bateria ... ana-247657
http://www.ocu.org/vivienda-y-energia/g ... eria-tesla

Normal si en Endesa están metidos Aznar, Felipe González, etc

A ver como termina la cosa si hay cambio de gobierno...
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 12:23

Vivir en un huevo de estos xD
(habilitado para 2 personas)

Imagen

Aún no se sabe el precio, si lo ponen caro no tendrá salida...
Empezarán a fabricarlo en el 2016

Web: http://www.ecocapsule.sk/

Más información: http://www.playgroundmag.net/noticias/a ... 45332.html

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 12:27

Ouishare es una comunidad para poner el tema en común, se realizan eventos (el próximo el 28 de junio en Italia, el mes pasado se hizo en París), editan una revista online, crean proyectos, etc
http://ouishare.net/
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 12:42

Webs de recursos, de momento solo se esta que valga la pena, pero seguro que hay más :P

http://sindinero.net/
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 12:48

Otro testimonio, una mujer de 72 años que hace 19 que vive sin dinero, llevó vida normal hasta los 53 años

Me gusta esto que dice la persona que la entrevista "Me sigue sorprendiendo su capacidad para estar en el momento, para perderle el miedo a la vida y tener fe en lo que ocurra". Vamos, que no se ralla con la incertidumbre como hacemos todos :P

Corría el año 96 cuando Heidemarie Schwermer decidió vivir sin dinero. En Alemania, y en el resto de Europa, su gesto se percibió más bien como una excentricidad. La típica "rareza" que salta a la última página de los periódicos y luego se olvida. El gesto inútil de rebeldía en plena época de las vacas gordas. A vivir que son dos días.

Pero son ya 17 años y ahí sigue. Primero vivió sin marcos y ahora sin euros. Su "experimento" se ha convertido más bien en una filosofía de vida: "Gib und Nimm" ("Da y Toma"). La experiencia dio pie a un libro y ahora a una película: 'Living without money' ('Vivir sin dinero'). Cumplidos ya los 70, Heidemarie huye de los protagonismos pero se esfuerza en demostrar que vivir sin dinero es posible.

"Empecé a hacerlo por la situación del mundo. Porque me parece injusto que haya gente que muera de hambre mientras nosotros derrochamos a diario la comida. Yo llevaba una vida acomodada, pero sentí la necesidad de hacer algo diferente. Ahora mi mensaje es más relevante si cabe. La gente me toma más en serio porque sienten que algo debe cambiar".

La crisis está golpeando también en Alemania, advierte Heidemarie, y la gente está lanzándose a explorar estilos alternativos de vida. Ella misma arrancó en 1994 con el primer grupo de intercambio de Dortmund, Da y Toma, allanando el camino a los bancos de tiempo y a las redes de trueque que ahora proliferan por la Eurozona como respuesta a la renqueante economía oficial.

"Para mí, el grupo fue una buena manera de empezar a actuar de un modo diferente", reconoce Heidemarie. "Pero la idea es ir más allá. El cambio -con o sin dinero- ha de comenzar con uno mismo, a la altura de la conciencia. Creo que la filosofía de "dar y tomar" puede aplicarse fácilmente a la vida "normal". Cuando cambiemos de mentalidad y descubramos que hay vida, más allá de lo que podamos comprar por dinero, será realmente cuando acabe de tomar cuerpo eso que ahora llamamos la "economía compartida".

Ha llegado quizás el momento de recordar que Heidemarie Schwermer llevó una vida "normal" hasta los 53 años. Nuestras compañeras Ana Alonso y Rosalía Sánchez glosaron antes para EL MUNDO su trayectoria vital: madre trabajadora con dos hijos, profesora desencantada con el sistema educativo, psicóloga y terapeuta gestáltica que llegó a vivir a cuerpo de reina y con más de un coche en la puerta. "Una vida dominada por el tener y no por el ser" (en palabras propias).

Tras probar con el grupo de intercambio, la idea de vivir sin dinero le fue rondando la cabeza. Decidió probar por un año, a modo de experimento. Vendió su casa, canceló la cuentas del banco, repartió el dinero entre sus hijos, regaló muebles a vecinos y amigos, hizo donaciones a los más necesitados. Ella misma se vio de la noche a la mañana 'sin techo', obligada a llamar a las puertas de amigos y conocidos para comer y pernoctar. Eso sí, siempre presta a ofrecer sus servicios (cocinando, regando plantas, recogiendo a los niños, paseando a los animales) a cambio de la generosidad ajena.

Aprender a vivir en el presente

Al principio se sintió "liberada" al desprenderse de todas sus posesiones. Pero después fue difícil, reconoce. Más de un día pasó hambre, o tuvo que hacer noche en el centro cultural Wissenschaftsladen de Dortmund, que siempre le abrió sus puertas. Con el tiempo, sin embargo, la ley de 'Gib und Nimm' acabó surtiendo efecto. El 'dar y tomar' se convirtió en su respuesta humana a la moneda de cuño.

A veces se ha llegado a ver en situaciones extremas, pero su "ley" nunca falla, o eso asegura: "Hay aprender a trabajar con el miedo y a vivir en el momento presente. También hago previsiones y calculo que nada me falte, pero más de una vez me ha ocurrido que no tenía nada para comer, y de pronto me llaman unos amigos que me invitan ese mismo día. Viviendo así te das cuenta de que muchas de nuestras preocupaciones en la vida diaria son absurdas, y muchas de ellas están relacionadas con el dinero".

Heidemarie tiene ordenador y teléfono (regalados). Su ropa también la consigue así, y prácticamente todas sus necesidades básicas. Con su curioso sistema consigue gratis hasta entradas para la ópera (a cambio de sus servicios como psicóloga en un conflicto familiar). Sus hijos y sus nietos se sienten "orgullosos" de ella, aunque siguen apegados a sus posesiones. Su pretensión, asegura, no es que todos empecemos a vivir sin dinero, sino más bien que reflexionemos sobre "lo que realmente somos y lo que tenemos".

¿Qué vida queremos?

Su red de amigos se extiende ya por varios países, sobre todo en Italia, donde le concedieron el premio Tiziani Terzani en 2008. Y si la invitan, viaja donde haga falta para hablar de su experiencia, sola o arropada por la cineasta noruega Line Halvorsen, la directora de 'Viviendo sin dinero' (la película).

"Hemos tenido 350 proyecciones en 30 países hasta la fecha, y el interés ha sido muy grande en Estados Unidos, Grecia, Italia o España", admite Line, afincada temporalmente en la Costa Brava. "La crisis económica ha forzado sin duda a la gente a pensar de una manera diferente y a ser más creativa. El ejemplo de Heidemarie no te deja indiferente: hay gente que la critica y hay gente que la admira. Unos y otros salen de la proyección haciéndose la misma pregunta: ¿Llevamos realmente la vida que queremos? ¿Estamos contentos con el sistema económico? ¿Podemos buscar alternativas y trabajar juntos por otros estilos de vida?".

Siguiendo día a día con la cámara a Heidemarie, Line Halvorsen admite que ella misma pasó por momentos de duda: "Tenía realmente dificultades para entender su reto personal. Pero el tiempo que pasamos juntas me permitió ser su amiga y apreciar aún más su ejemplo. Ella me ha hecho mirarme a mí misma y cuestionarme mis propias actitudes hacia la vida, el dinero y las posesiones. Me sigue sorprendiendo su capacidad para estar en el momento, para perderle el miedo a la vida y tener fe en lo que ocurra".

"Y su mensaje en sin duda más relevante en tiempos de crisis. Creo que está surgiendo un movimiento muy poderoso de 'economía compartida', al margen de la economía oficial. Es un mundo que quiero explorar en un portal en la red y en un nuevo documental sobre el crecimiento económico en un planeta finito. Ahora mismo estoy en España, siguiendo el ejemplo de Heidemarie, y viviendo fundamentalmente de la generosidad de mis amigos. Creo que todo lo que está ocurriendo nos va a servir en el fondo para 'recuperar la economía', para reforzar los lazos sociales y descubrir que una vida feliz va más allá de los bienes materiales".


Imagen

Video: https://vimeo.com/16610701
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Notapor Fisio » Lun, 08 Jun 2015, 13:39

Joder que friki eres.

Yo me conformo con una caravana
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 6219
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Vivir sin dinero (o con muy poco) / autosuficiencia

Notapor mireia » Lun, 08 Jun 2015, 15:14

jaja pues no estaría mal que el modelo de sociedad fuese hacia esta dirección, ya veremos como está el tema de aquí 10 años ;P

más información de ecoaldeas:

http://matavenero.es/
nada de vehículos a motor, el coche se queda a 20 minutos andando de la ecoaldea
escuela autoorganizada, energía eléctrica limitada a lo que pueden proveer los paneles solares, medicina alternativa

Modelo Lakabe: alternativo
http://www.ecoaldeas.org/proyectos/lakabe.htm
Lakabe se define como una comunidad, desde hace 25 años, propia, independiente, y no nace de una ideología de acoaldea como tal, sino que sus características la asimilan a una ecoladea.

Valdepiélagos: bioconstrucción como fundamento
http://www.ecoaldeavaldepielagos.org/
Vladepiélagos es un modelo de aldea con origen en la bioconstrucción y el respeto por el entorno, que lleva a muchos puntos en común con la ideología de ecoladea formal, pero creo que en este caso el concepto es menos global y se refiere más a la forma de vida respetando el medio empezando por una construcción y una forma de vida no agresiva con la Naturaleza, pero que no incluye necesariamente la forma de vida social, cultural y laboral puras de la ideología ecoladea.
Se trataría este de un modelo intermedio.

Valle de las Sensaciones: cerca del paraíso
http://www.sensaciones.de/
El Valle de las Sensaciones se encuentra cerca de Sierra Nevada y proyecta un halo de confortabilidad y positivismo loable.

red ibérica de ecoaldeas: http://www.ecoaldeas.org/
sacado de: http://www.biocarburante.com
----
lo he copiado de aquí quitando opiniones personales: http://www.forovegetariano.org/foro/sho ... quot/page3
Avatar de Usuario
mireia
 
Mensajes: 276
Registrado: Vie, 13 Mar 2015, 17:32
Ubicación: Barcelona

Siguiente

Volver a Muscleblog

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: mireia, ZeRaTuL y 6 invitados