Las incongruencias de la investigación en salud mental

La historia no contada de las drogas

Moderador: Fisio

Las incongruencias de la investigación en salud mental

Notapor Fisio » Dom, 14 Jun 2015, 15:59

Tradución de un artículo en BMJ via Nogracias sobre la gran PSYOP de la guerra contra las drogas y la psicofarmacología.

Hay fármacos potentes conocidos desde hace muchas décadas. Antes de 1950 se usaba por ejemplo testosterona para tratar la depresión, antes de que empezara la venta de placebos de colores con aquello del déficit de serotonina. Ahora se redescubre a cuentagotas el potencial del MDMA o Ketamina y otras drogas que siempre han estado ahí, vetadas incluso para la investigación por los narcoestados occidentales y su turbio interés en la ilegalización, para lo que se han ayudado del que probablemente es el mayor hoax de la historia. La guerra contra las drogas ha matado a mucha más gente que las drogas.

Esto ha puesto en peligro a mucha gente que ingiere diariamente psicofármacos muy peligrosos (500.000 muertes anuales sólo en mayores de 65 años según P Gotzsche), en lugar de drogas extremadamente seguras como marihuana (0 muertos en la historia de la humanidad), testosterona, LSD, éxtasis, etc. Es un ejemplo brutal de PSYOP, gobierno e industria médica dañando a la sociedad para proteger sus intereses económicos, y dejando en el camino millones de muertos directos e indirectos que no computan en ninguna contabilidad. Por cosas como estas me encantan los moralistas: en la prensa omertá, las asociaciones médicas que se indignan tanto estos días callan, y la sociedad creyendo que el gobierno y la industria médica les protege.

“Psychedelic drugs should be legally reclassified so that researchers can investigate their therapeutic potential” (Las drogas psicodélicas tendrían que ser legalmente reclasificadas para que los científicos puedan investigar su potencial terapéutico), un ejemplo más de las incongruencias existentes en la investigación biomédica en salud mental.

Ensayos en drogas [“drugs” si es ilegal, pero en este texto usamos de forma equivalente droga y sustancia] sin capacidad adictiva y psicológicamente seguras como el LSD son casi imposibles, escribe James J. H. Rucker, haciendo un llamamiento a las autoridades para que reduzcan la innecesaria y restrictiva clase A [“class A”], programa de clasificación 1 [“schedule 1 classification”].

J. H. Rucker doctor especialista en psiquiatría en adultos y lector clínico honorario, MRC *[Medical Research Council] Social, Genetic and Developmental Psychiatry Centre, Institute of Psychiatry, Psychology and Neuroscience, King’s College, London, SE5 8AF.

“Las drogas psicodélicas, especialmente la dietilamida del ácido lisérgico [“lysergic acid diethylamide (LSD)”] y la psilocibina, que se encuentra en el género Psilocybe de seta / hongo “mágica / o” que crece de punta a cabo del Reino Unido(“UK”), fueron extensamente usadas e investigadas en psiquiatría clínica antes de su prohibición en 1967. Cientos de estudios, con decenas de miles de pacientes involucrados, presentaron evidencia para su uso como catalizadores psicoterapéuticos de cambios mentales beneficiosos en muchos trastornos psiquiátricos, problemas de desarrollos personales, comportamientos reincidentes / de recaída, y ansiedad existencial [1].

Esta investigación se vio finalizada de forma abrupta después de 1967, cuando los psicodélicos se clasificaron legalmente como “schedule 1 drugs” por el “UK Misuse of Drugs Regulations” y como class A drugs” por el “UK Misuse of Drugs Act 1971”. “Schedule 1” en el UK mimetiza el “schedule I” de la “1971 United Nations Convention on Psychotropic Substances”, cuya adopción es un requerimiento para ser parte de las Naciones Unidas (“United Nation”, “UN”) [2]. Esta clasificación asumía un enorme potencial dañino y que no tenían un uso médico aceptable, a pesar de la existencia de evidencia científica opuesta a ello.

De hecho, en 1992 John Ehrlichman, primer asistente de Richard Nixon – el presidente de U.S. que intensificó la guerra contra las drogas (“war on drugs”) en los años 70 – admitió notoriamente que la administración había mentido acerca de los efectos nocivos de estas sustancias y que habían manipulado a los medios de comunicación para beneficio político [3]. Casi 50 años después las drogas psicodélicas permanecen más restringidas legalmente que la heroína y la cocaína, las cuales son “schedule 2”, “class A” en el UK. Pero nada evidencia que las sustancias psicodélicas sean formadoras de hábitos; pocos datos señalan que sean perjudiciales en ambientes controlados; y muchas pruebas históricas han mostrado que podrían tener uso en desórdenes psiquiátricos comunes. Un creciente número de organizaciones, la más reciente en Noruega, están cuestionando la necesidad de estas restricciones draconianas [4].

¿Dónde está el peligro?

Las sustancias psicodélicas no inducen dependencia [5]. Una revisión del año 1984 sobre reacciones adversas a éstas encontró poca evidencia de perjuicio en un escenario controlado [6]. Además, en 2010, un análisis de los daños causados a los usuarios recreacionales y a la sociedad por la gama de drogas psicotrópicas, clasificaron el LSD y la psilocibina entre las más seguras de todas las estudiadas [7]. El índice terapéutico (dosis tóxica como ratio de dosis estándar) para el LSD y la psilocibina es en torno a 1000; para la cocaína 15, para la heroína 6, y para el alcohol sobre 10 [8]. La creencia que los psicodélicos inducen comportamientos homicidas o suicidas fue inculcada por el poder político de la época y los medios de comunicación que dirigieron la condena del LSD en los 60 [9].

En un estudio poblacional de 130.152 encuestados por la “US National Survey on Drug Use and Health (NSDUH)”, desde el 2001 al 2004, el perfil comunicado de uso de psicodélicos estuvo relacionado con niveles menores de sufrimiento psicológico severo, menos requerimientos de tratamiento psicológico (salud mental, [“mental health”]) y menor necesidad de fármacos psiquiátricos [10]. Los investigadores no encontraron asociación con psicosis. Usando los datos del 2008-12 de la NSDUH (n=191.382) Hendricks et al hallaron que el haber consumido alguna vez psicodélicos se asociaba con una reducción significativa del riesgo de suicidio [11]. Estos resultados han sido ampliamente replicados en otra muestra de 135.095 adultos de US seleccionados aleatoriamente.

Evidencia para uso medicinal

Muchos de los estudios clínicos con psicodélicos publicados en los años 50 y 60, antes de la prohibición, carecían de estándares modernos; aun así, varios estudios controlados, de buena calidad, fueron realizados. Usando esos datos en 6 estudios sobre alcoholismo, un reciente meta-análisis que comparó el tratamiento con LSD frente a un grupo control en 536 personas concluyó que el tratamiento con LSD resultó ser el preferido en términos de cálculos objetivos de mejora en abusos alcohólicos, con índice de probabilidad (“odds ratio”) de 1.96 (95% intervalo de confianza, 1.36 a 2.84) [13]. Estudios piloto recientes realizados fuera de UK han mostrado eficacia clínica en la ansiedad asociada con estadios avanzados de cáncer [14], trastorno obsesivo-compulsivo [15], adicción al tabaco [16], adicción al alcohol [17] y en cefalea en racimos [18].

No obstante, estudios clínicos más amplios son prácticamente irrealizables en el mundo Occidental por los obstáculos prácticos, financieros y burocráticos impuestos por la clasificación “schedule 1” o sus equivalentes [19]. Por ejemplo, a causa de la carga de cumplimiento con el “UN’s schedule I”, sólo 1 distribuidor en el mundo produce psicocibina con suficiente calidad, presupuestando a nuestro grupo la cifra prohibitiva de 100.000£ por 1 gramo (50 dosis).

En el UK, para conservar una sustancia “schedule 1”, las instituciones requieren una licencia con un precio estimado de 5.000 £. Actualmente sólo 4 hospitales pueden permitirse esas licencias, las cuales vienen de la mano de inspecciones policíacas regulares y normas onerosas de almacenamiento y transporte. Los prescriptores de una sustancia “schedule 1” también necesitan adherirse a una licencia, que cuesta 3.000 £.

Estas restricciones, y la burocracia complementaria, dan lugar a que el coste de la investigación clínica usando psicodélicos sea 5-10 veces mayor que la investigación con sustancias menos restringidas (pero más dañinas) como la heroína (sin ninguna perspectiva /posibilidad [“prospect”] de que los beneficios puedan traducirse en la práctica médica amplia). El ciclo de retroalimentación debido al estigma generado por la clasificación de “schedule 1” significa que prácticamente todos los proveedores de fondos de subvención se encuentren incómodos patrocinando la investigación con psicodélicos, y problemas similares son confrontados en los comités éticos.

La prohibición legal de ciertas sustancias psicotrópicas continúa siendo una condición para formar parte de la UN, estigmatizando cierta faceta de comportamiento / conducta y causando probablemente más daño del que previene [20]. La etiqueta “UN’s schedule I” crea su propio argumento circular para los psicodélicos quedando así duramente restringidos, aunque las razones originales de clasificarlos como tal fueran sobradamente falaces.

Dado que los psicodélicos no son dañinos en relación a otras sustancias controladas por el Estado y no son formadoras de hábitos, y dado que la evidencia sugiere un posible uso médico, hacemos un llamamiento al “UK Advisory Council on the Misuse of Drugs” y a la “2016 UN General Assembly Special Session of Drugs” para que recomienden la reclasificación de los psicodélicos como compuestos “schedule 2” para posibilitar una valoración completa y basada en la evidencia de su potencial terapéutico.



http://www.nogracias.eu/2015/06/12/las- ... ud-mental/
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 5618
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Las incongruencias de la investigación en salud mental

Notapor Fisio » Dom, 14 Jun 2015, 16:37

Artículo relacionado de un médico canadiense a su ministra de salud, donde cuenta que la guerra contra las drogas es un fracaso bajo cualquier parámetro: judicial, político, criminal, sanitario.

"Usted no es ministra de salud, usted es ministra de enfermedades".

So long as you embrace policies that promote illness, you are in fact serving as Canada’s minister of disease.

In the absence of medically provided heroin in a safe environment, such unfortunate individuals will continue to seek illegal sources of drugs, potentially impure, and inject them under frequently unsafe circumstances. The resulting illness, overdose, and deaths are surely not outcomes you would desire.

The documented benefits, according to Canadian and international studies, include:

• less crime

• better employment outcomes

• improved physical and mental health, increased longevity

• financial savings to the public purse

• enhanced life satisfaction and social integration


Given such findings, Minister, your opposition to this Health Canada permission, which you have moved to block, has little to do with insufficient proof. More to the point may be another statement of yours: “This decision is in direct opposition to the government’s antidrug policy.”

The War on Drugs you and your cabinet mates favour has been proven, numerous times, to be an unrelieved disaster: it kills people, promotes illness, rewards drug trafficking on a massive international scale, ostracizes and marginalizes the most hurt and vulnerable among our population, destroys families, and incurs crippling financial costs. And it has utterly failed to curtail drug trafficking and drug use. In recent decades the purity of street drugs has improved while the price has decreased, despite all efforts to interdict their transmission and sale by draconian legal measures and despite greatly increased drug seizures.

“The bottom line is that organized crime’s efforts to succeed in these markets has flourished, and the criminal justice system’s efforts to contain these markets have really been quite remarkably unsuccessful,” Dr. Evan Wood, Canada Research Chair in inner-city medicine at UBC, told Canadian Press on September 13. “By every metric, the war on drugs has failed.” As Werner Antweiler, a professor of economics at UBC, pointed out in that same article, “The drug problem has not become less, but more.”


http://www.straight.com/life/514381/gab ... er-disease
Avatar de Usuario
Fisio
Administrador del Sitio
 
Mensajes: 5618
Registrado: Dom, 01 Sep 2013, 14:18

Re: Las incongruencias de la investigación en salud mental

Notapor ZeRaTuL » Dom, 14 Jun 2015, 20:46

Buenísimo aporte el de tu segundo post Alfonso. Reading right now.

Si alguien quiere preguntar, por favor adelante. Sobre estos temas he aprendido mucho mediante interactuación y así aprendiendo desde muuuuuuy joven que lo de "respeta la opinión de los expertos" era basurilla por las heurísticas de "si no es alcohol o tabaco quien consume otra cosa es un drogahdicto" y demás. Y, haciendo un poco de off-topic, por otras cosas yo tumbé la mía acerca del anarquismo: seguramente la gente que apoya ese movimiento sea la gente más calmada, tranquila y pacifista de la historia (y con unos principios morales inquebrantables. Pueden pasar hambre y comer 1 vez cada 2 días pero ni a punta de pistola currarían para La Caixa. Cosa que no puedo decir de muchos médicos, farmacéuticos, NUTRICIONISTAS, etc...). Lo que si encierras a gente a la cárcel (condena a 2'5 años) por decirle a un diputado del Congreso de Cataluña "usted es un ladrón y un corrupto" mientras levantas los brazos y le barras el paso; pues a ver resulta que esas personas son activas, se apoyan entre ellos y no están anestesiados por los mass-media ni otras memeces.


En este tema, la verdad es que un día escribiré un word para mí sólo con el objetivo de ordenar mis ideas. La guerra contra las drogas fue un movimiento político como otro más y un ejemplo comparable a lo de grasas y colesterol: la autoperpetuación de cualquier evento siempre tiene la clave en su base. Si había poco control y las situaciones eran las adecuadas (negros y heroína, pérdida de $ por el comercio de sustancias que venían de Asia...) se firmaba lo que fuese y la gente daba palmas con las orejas. Muchas veces evito criticar siempre a las corporaciones porque nosotros tenemos parte de culpa:
-No nos gusta la incertidumbre y el no-hacer. Eso se ve en los chequeos anuales y en pedir medicina defensiva para una simple gripe (v.s. esperar 7 días)
-Si un Gobierno fuese racional perdería las elecciones (no subvencionar basuras burrocráticas, despenalizar todas las sustancias, etc...). Ergo si el objetivo de un político es autoperpetuarse hará 2 cosas: o pagará a medios y demás para que la gente tenga en mente que quiere hacer lo que a ellos les interesa; o si surge algo espontáneo (VACUNAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAS) pues apoyarlo para que le voten

Y demás. Ese escenario lo preparan muy bien un conglomerado de personas, grupos... con mucho poder; sí. Y con dinero y ansias de control. Pero si no nos cargamos con datos, autocrítica, escepticismo y demás nos colarán los goles que quieran. Mientras no convenzamos a las mujeres de que no se hagan mamografías, densidad ósea, ginecólogo y MILES Y MILES de ecografías "porsiaca", la rueda del consumismo seguirá. No sé por qué hay tanto ateo activista en España. Preferiría que la gente fuera 3 veces al día a la iglesia a rezar. Yo voy a veces y todo es muy tranquilo, no hay tanta publicidad de Coca-Cola y demás mierda y no se oyen los taconazos de las estudiantes universitarias como en cualquier biblioteca (podrían leer algo de biomecánica :S).


El tema de sustancias penalizadas... pues no sé, es una estrategia más de desposesión de nuestro autogobierno, lo explica muy bien el imprescindible Antonio Escohotado y Juan Gervás en temas de salud en sus libros (a la espera de su cierre de la trilogía literaria publicada en "Libros de lince"). Supongo que simplemente apuntaron a cosas que la cultura hippy usaba para ser felices y pasar de todo. Si tienes algún retraso intelectual y aún con ello puedes vivir de una forma que para ti se considera normal; pues mal porque se necesitan psiquiatras y biometría everywhere y médicos con tablas de riesgos y neurocharlatanería rollo "la serotonina y su alteración causan depresión al igual que la dopamina en la esquizofrenía". Un día haré una línea que vaya desde los 0 a los 100 años y dónde se aplica prevención primaria y secundaria (desde el embarazo y sus pautas excluyentes de alimentos hasta los antipsicóticos en geriátricos cuando todas las listas de Choosing Wisely dicen que son pura basura y hay un debate en el BMJ sobre si toda la humanidad viviría mejor sin ellos por sus efectos secundarios y, ya no su limitada significación estadística de mejora; si no su difuminado efecto en la práctica clínica).

Así que tenemos el fucking alcohol legal cuando en nuevas revisiones sobre la peligrosidad de "x" o "y" sustancias el alcohol es TOP 1 absoluto con diferencia respecto a la segunda:
http://jop.sagepub.com/content/early/20 ... 0.abstract

Con sci-hub.org tenéis el full text. Si no, enviadme un email a zeratul111@hotmail.com y os lo paso.


Y no sé, la verdad. En estas discusiones siempre estamos los de siempre porque:
-Con los convencidos de la versión oficialista no han leído nada más allá de las "guías oficiales" y demás basura literaria sin valor añadido
-Con los que dudan citan cosas que ya has leído y su postura normalmente no pasa al otro lado por posibles estigmas que les podrían caer, por miedo, por incertidumbre intelectual...
-Con los que pensamos así cada día nos facilitamos más lecturas interesantes, pero no divulgamos a las demás personas. Somos un poco endogámicos


Pero no sé, con mi madre por ejemplo es imposible ni iniciar tema (y en nutrición tampoco me escucha; y he visto que esta situación se replica en cualquier D-N como Pablo Zumaquero o Carlos Ríos). Y nadie va a salirse de su zona de confort que haya nacido en un contexto de información controladísima y que si pensabas de forma diferente te detenía el régimen o te exponías a mucho si ibas con figuras de contra-poder o un mínimo revolucionaras (normalmente imprentas donde había material chachi o lo creaban ellos para distribuirlo gratis por la población, jugándose el tipo y muchas veces la vida).

Todo reforzado, como siempre, con la manía de no investigar una cosa (THC y sus aplicaciones en modos purificados y con estudios bien realizados) y sí otras (colesterol). Muscleblog ya puso que los haters de la marihuana que salían en periódicos y demás tenían sesgo de financiación. Pero lo que no sale en El Periódico, El País o La Vanguardia no existe. Eso cuando se lee eso y no sólo El Marca xD.


Y ya diréis, siempre que escribo un post noto como que me repito. Me gustaría leeros y responder a vuestras dudas, comentarios... cuanto más críticos mejor por favor x).
ZeRaTuL
 
Mensajes: 1313
Registrado: Mar, 11 Feb 2014, 00:42


Volver a Cannabis y otras drogas

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado